Varela pide investigar a diario La Verdad por hablar con un pram


El “Mocho Edwin” llamó a La Verdad para dar su derecho a réplica. Nadie lo llamó. Iris Varela instó al Ministerio Público a investigar a los periodistas de este rotativo por “hablar con prames”.

 IRIS VALERA DESTACADO

Iris Varela, ministras de Servicios Penitenciarios, acudió a la Cárcel Nacional de Maracaibo para dar un balance general sobre el plan Cayapa Judicial y para reiterar que en “Sabaneta ni en ninguna de las cárceles a nivel nacional hay prames“. Aun cuando este rotativo demostró en un trabajo de investigación que ese reclusorio lo dominan los líderes negativos o privados de libertad, como Varela los califica.

Antes de terminar la transmisión en vivo por uno de los medios audiovisuales del Estado, preguntó orondamente: “¿Y quién es la periodista de La Verdad? ¿Pregunten pues? ¿Disparan y luego se asustan?”. La periodista se levantó y le preguntó: “¿Quiénes son el ‘Mocho Edwin’, el ‘Kike’ y el ‘Pepito’ en Sabaneta?”.

La ministra respondió exasperada: “Simplemente son privados de libertad. Para mí dentro de los centros penitenciarios del país no hay prames. La culpa de que los presos tengan armas de fuego es de los custodios, los militares y civiles que permiten que esos objetos ingresen al recinto”.

Varela se levantó de su silla, dio algunos pasos y, mirando a los presentes, pidió al Ministerio Público que investigara a los periodistas de La Verdad. “Ellos hablan con los reclusos”. En desconocimiento que fue Edwin Soto, apodado el “Mocho Edwin”, quien se comunicó con el rotativo para exigir que se le respetara.

A la calle

Mediante el plan Cayapa Judicial han quedado en libertad 130 reclusos. Al proceso se han incorporado unos 61 jueces de diversos estados para disminuir los retardos procesales. Desde el comienzo hasta la fecha se atendieron psicológicamente a 348 reclusos, se transfirieron 45 presos a El Rodeo II, un penal con régimen donde todos tienen uniforme.

Denuncia

Los familiares de los internos de Sabaneta denuncian que a sus parientes les cobran el “obligadito”, una suma de dinero que deben dar a los líderes negativos del penal para que no los agredan. Venprensa- La Verdad.

[polldaddy poll=5451172